Sony quiere convertirse en el tercer fabricante de smartphones

SonyLa continua lucha en la fabricación de teléfonos móviles inteligentes y tablets marcará la era tecnológica durante el próximo lustro. Y es que a pesar de que en la actualidad los claros líderes del mercado en fabricación de telefonía móvil son Apple y Samsung; Sony, aprovechando su paulatino crecimiento en el último año, quiere “subirse al carro” y convertirse en el tercer fabricante del mundo de los smartphones, tal y como manifiesta el jefe de marketing de la compañía con sede en Tokio, Japón.

En la empresa quieren llevar un ritmo de ventas muy superior al de sus competidores, HTC, Huawei y ZTE. En palabras de este directivo, Dennis van Schie, actualmente el fabricante tiene entorno a un 7% de cuota de mercado, y el objetivo es llegar y superar cuanto antes el 20%.

Para conseguir este ansiado reto, la firma apuesta por dos valores muy fuertes: en primer lugar, el valor de una marca como Sony a nivel mundial, fabricante de consolas y todo tipo de tecnología; y por otro lado, aprovechar su amplia red de distribución y potenciarla más aún para llegar hasta los rincones más recónditos del planeta.

El futuro en esta nueva etapa que emprende Sony, su dirigente destaca como elemento de vital relevancia el distanciamiento con Ericcson, empresa a la que Sony estuvo unida algo más de una década, y que, los resultados no fueron los esperados.

En el camino para marcar su propia identidad, la sociedad pretende poner a la venta una selección de productos premium que sea capaz de hacer frente a los dispositivos más fuertes creados por la competencia. Una de las preocupaciones de Sony está presente en China y los EEUU, enclaves en los que en estos momentos no dispone de una cuota de mercado amplia y que, sin duda alguna, podrían ser unos rincones a tener en cuenta para hacer énfasis en materia de distribución.