La Agencia Española de Protección de Datos sanciona a Pepephone

PepephoneLa operadora móvil virtual perteneciente al Grupo Atento (anteriormente a Globalia), Pepephone, escribió un email hace meses a algunos de sus clientes para anunciarles una mejora en las condiciones de su tarifa. Sin embargo, olvidó añadir en CCO a sus destinatarios, mostrando las direcciones de correo de parte de sus usuarios.

Consciente de su error, la operadora optó por contar la verdad a sus clientes y anunció que se autodenunciarían ante el citado organismo. No todos creyeron esta afirmación, pero ahora queda al descubierto la sinceridad de la compañía, quien basa su modelo de crecimiento en acciones de este tipo.

La AEPD ha considerado la infracción como grave, sancionada con hasta 300.000 euros, pero también ha valorado la atenuante sobre el hecho de que la propia compañía móvil se autodenunciara, quedando demostrado que no hubo mala fe, sino un desafortunado error, ya que “no aprecia intencionalidad acreditada” en la consecución de estos hechos.

El error humano tuvo lugar en el mes de abril del presente año, y la operadora pidió disculpas de forma inmediata a través de las principales redes sociales del momento: Facebook y Twitter.

En palabras vertidas por su director general Pedro Serrahima en numerosas entrevistas, Pepephone siempre se ha caracterizado por cambiar las cosas día a día y hacer las cosas de forma diferente a como lo hacen el resto de compañías, sin renunciar a sus principios publicitados en su página web. En la actualidad esta filosofía tan innovadora les hace contar con más de 400.000 clientes en los diferentes puntos de la geografía española, sin contabilizar en esta cifra las altas de su ADSL.

Pepephone usa la red de Vodafone, y al contrario que la totalidad de las empresas que mueven ese volumen de clientes, no tiene departamento de marketing. Todas las decisiones se improvisan en su plantilla de 12 empleados.