Yoigo podría ser la plataforma de inversión en 4G para Internet móvil de TeliaSonera en España

TeliaSonera, el consorcio de telecomunicaciones sueco propietario de Yoigo, está estudiando lanzar la LTE en España a través de esta filial con red propia.

Según Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo, TeliaSonera lleva más de medio año trabajando con esta tecnología en los países nórdicos, y la han lanzado hace poco en los países bálticos, motivo por el cual ya cuentan con la ventaja de la experiencia. En estos momentos estarían estudiando diferentes modelos para el lanzamiento de la tecnología de 4ª generación LTE (Long Term Evolution) en España.

El plazo del despliego y el monto de la inversión dependerán del tipo de frecuencia y el espectro que la compañía logre obtener en la licitación que sacará durante el 2011 el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. TeliaSonera espera conocer las condiciones y precios en los cuáles se desarrollará el mercado para evaluar la capacidad de recuperar la inversión, aunque de momento la compañía ha valorado el primer documento del Ministerio como positivo.

Yoigo estaría dispuesto a aceptar el procedimiento de oferta para la concesión de las licitaciones siempre y cuando la demanda supere a la oferta. Otro procedimiento, que ha sido el empleado en anteriores ocasiones, sería el del concurso, en el que Yoigo también participaría.

Gracias a que el espectro no se circunscribe a los 900 MHz, no se descarta la entrada de nuevas operadoras, aunque según el directivo de Yoigo un mercado muy fragmentado no es deseable, ya que las compañías no podría ofrecer más velocidad o una mejor experiencia.

Ante la pregunta de si se sienten en inferioridad con respecto a Orange en cuanto al refarming (recalificación) de 900 MHz, Andsjö afirma que no es así, y que entrarán en competición con el formato escogido ya que no les perjudica y además es práctico.

Este proceso de recalificación de las bandas de 900 y 1.800 MHz para ser usadas por la tecnología 3G (UMTS) permitirá reducir los costes de la red, aumentando además su extensión y calidad. Para efectuar este “refarming” en el espectro de los 900 MHz, las compañías deberán devolver a la Administración 4, 2 MHz (uno Orange, otro Vodafone y 2,2 MHz Movistar), para lo que se les dará una prórroga en el plazo de vigencia de 5 años, hasta el 2030.

Así, el estado poseerá 0,8 MHz y licitará 5 MHz a un tercer operador que no podrá ser Movistar ni Vodafone. Los que parecen mejor situados para hacerse con este último bloque son Orange y Yoigo.

En cuanto a un posible recurso ante Bruselas por parte de Telia Sonera si Yoigo quedara fuera de las licitaciones y no pudiera obtener las frecuencias que solicita, la compañía no quiere adelantarse a los acontecimientos, así que considera que es demasiado pronto para ponerse en ese escenario, aunque Andsjö advierte que el camino a las instancias comunitarias es viable si el proceso resulta negativo para Yoigo.