Un futuro incierto para Internet Móvil de banda ancha

En el actual mercado de las telecomunicaciones, y de la tecnología en general, las economías de escala son muy importantes, y las empresas arriesgan su competitividad si deciden apostar por una tecnología que no las genere. Es por eso que las empresas suelen estar pendientes de los movimientos que dan los demás en este sector y, de momento, el futuro de la banda ancha móvil no está del todo claro. Las aguas están turbias en cuanto a las tecnologías de HSPA+, LTE y EV-DO Rev. B.

Ejecutivos de las dos mayores operadoras estadounidenses, Verizon Wireless y AT&T, realizaron declaraciones cruzadas durante la Reuters Global Technology Summit. Lowell McAdam, CEO de Verizon Wireless, auguraba la comercialización de entre tres y cinco dispositivos móviles con tecnología LTE en mayor del 2011, que podrían salir al mercado de la mano de HTC, LG, RIM y Motorola. También habló del lanzamiento este próximo cuatro de junio para los EEUU del primer dispositivo WiMAX de Sprint Nextel, y su intención de competir con esta operadora gracias al uso de la tecnología LTE. Anunciando que estos dispositivos pronto estarán disponibles, aunque la red aún no lo esté, da a entender que el LTE se está desarrollando a gran velocidad.

Sin embargo, Telecom Pragmatics afirma que ambas operadoras (Verizon Wireless y Sprint Nextel), podrían estar evaluando en realidad el lanzamiento de EV-Do Rev. B, aunque estas lo nieguen o no se pronuncien al respecto. No solo eso, sino que Verizon Wireless no habría siquiera contemplado el lanzamiento de LTE a gran escala, sino a selectos mercados bastante restringidos, y ofrecer al resto EV-DO Rev. B. Migrar a esta última tecnología, que permitiría a estas operadoras ofertar velocidades de hasta 14 Mpbs, no sería difícil para sus redes CDMA2000 en cuanto a su infraestructura, pero no ocurre lo mismo en el caso de los terminales, ya que esta tecnología, al igual que LTE, usa VoIP.

El mismo camino podría estar en la mente de AT&T, que lanzaría LTE solo en zonas de tráfico denso y un complemento de HSPA+ en zonas que necesiten menos capacidad. Esta impresión se ve corroborada por el menor optimismo expresado por del CEO de AT&T, John Stankey, que declaró la intención de esta operadora de hacer un gran despliegue de HSPA+ en Estados Unidos. Aunque habían anunciado en 2009 que ofrecerían HSDPA a velocidades de hasta 7,2 Mbps mediante la mejora de su red WCDMA, para luego dar el salto a LTE, lo cierto es que ahora planea un paso intermedio previo con la oferta de HSPA+ a 14,4 Kbps, en parte porque la inversión de AT&T en la actualización es de 10 millones de dólares.

La operadora que menos ha variado en este tiempo su discurso es T-Mobile, que tiene planes para un lanzamiento masivo de HSPA+ para plantar cara al lanzamiento de LTE y WiMAX móvil. La ventaja competitiva de esta opción está en la mayor disponibilidad de dispositivos permitiendo también la oferta de banda ancha a una alta velocidad. No se prevé que LTE sea competitivo frente a HSPA hasta 2014.

Internet movil en Estados Unidos