Un experto finlandés nos advierte de la proliferación del “malware” para móviles

Jarno Niemelä, un investigación de la compañía de seguridad informática finlandesa F-Secure, ha alertado el pasado martes sobre la detección de un total de 517 virus y troyanos dirigidos específicamente a los móviles desde que se descubrió en 2004 el primer “malware” de este tipo.

El malware, o software malicioso, está compuesto por troyanos, gusanos y virus informáticos, y es un problema que ha pasado del mundo de los ordenadores al de los teléfonos móviles en fechas relativamente recientes.

Al parecer la existencia de distintos sistemas operativos dificulta un poco la expansión de este software malicioso, ya que los creadores del mismo tienen que adaptar su malware a Symbian, Blackberry, Android, Windows Mobile o el iOS de Apple. Sin embargo, Niemelä advierte de que la popularización de las descargas directas a móviles y el acceso mediante estos dispositivos a Internet, y a redes sociales como Twitter o Facebook, aumenta el riesgo de proliferación de los virus informáticos y los troyanos que pretenden estafar al usuario.

En este sentido, Niemelä ha revelado que, si bien entre el 50 y el 60% del malware detectado durante el 2009 tenía como objetivo conseguir dinero de los usuarios, este año el porcentaje ha rondado el 100%.

A día de hoy, el tipo de software malicioso más abundante entre los móviles son los troyanos que realizan envíos de SMS de alto coste a números premium sin el conocimiento de los usuarios. El creador del malware se embolsa el precio de estos SMS.

Este tipo de aplicaciones maliciosas se encuentra oculto tras algún contenido que el usuario intenta instalar en su móvil y, siempre según los datos de este experto, procede en su mayor parte de Rusia.

Un problema que los cibercriminales están intentando solventar es que los SMS Premium solo funcionan en un determinado país. El objetivo sería, pues, internacionalizarse, y para ello han desarrollado lo que se conoce como “International Scam SMS”. Esta técnica consiste en registrar varios números de teléfono, algunos de ellos ficticios, en distintos países. El teléfono móvil infectado por el troyano envía a estos números SMS que pueden llegar a costar 12 $.

Otro tipo de estafa online que ha comenzado a extenderse es el de las llamadas falsas. Funciona cuando el usuario, al recibir una llamada de un número desconocido de muy corta duración, devuelve la llamada sin darse cuenta de que le están contestando desde un número internacional de alto coste, normalmente mediante un mensaje automatizado.

De momento, este tipo de actividades gozan de una impunidad absoluta, ya que el usuario estafado no sabe de quién es el número ni el coste de la llamada, y tampoco tiene dónde reclamar.

En los últimos meses, F-Secure ha detectado también un tipo de troyano que pretende engañar a los propietarios de teléfonos móviles para que se suscriban a un servicio de pago sin que sean conscientes de ello.

El usuario piensa en todo momento que solo se está descargando un tono de móvil o haciendo una apuesta, cuando en realidad está dándose de alta en un servicio que va a estar pagando hasta que se dé cuenta del engaño y pueda cancelarlo.

La alta popularidad del iPhone de Apple dentro del segmento de los smartphones tiene sus desventajas, ya que un alto porcentaje del malware se desarrolla pensando en su sistema operativo iOS. Una nueva variedad de troyano para iPhone que ha sido recientemente descubierta hace que aparezca en la pantalla un mensaje que alerta sobre un supuesto ataque “hacker”, pidiéndole al usuario que haga clic en un determinado enlace para reestablecer la seguridad del teléfono. En cuanto el propietario del iPhone pincha en el link, su fondo de pantalla cambia y 5 dólares son cargados a su cuenta.

Junto con Nokia, F-Secure es uno de los patrocinadores más destacados del foro “Mobile Monday” (MoMo), que celebra en estas fechas su décima edición en Helsinki.

MoMo fue fundada en el año 2000 como una comunidad internacional que aúna a empresarios y expertos de la industria móvil para promover el intercambio de ideas, la cooperación y la innovación.