“Todos” a una contra las tarifas planas Internet móvil y banda ancha ADSL

En un tiempo récord de 48 horas, Yoigo y Vodafone se han unido a telefónica en el XXIV Encuentro de las Telecomunicaciones, desarrollado en Santander bajo el auspicio de la patronal Aetic. Primero lanzaron la idea de que los consumidores de Internet más intensivos deberían pagar más, para después dejar a todos los usuarios con la duda de lo que va a ocurrir, en qué fecha, o si se están refiriendo a Internet fijo o móvil. La primera en abrir fuego fue Telefónica el pasado lunes, al avisar de que el tráfico de datos en Internet es “insostenible”, y que debía ser limitado cobrando más a quien descargue más.

Telefónica no se quedó sola en sus declaraciones y, a los pocos días, la británica Vodafone y la cuarta operadora del sector, Yoigo, expresaron su adhesión al punto de vista de la compañía española.

Telefónica no tuvo empacho en añadir que ese cambio en las tarifas solo tendría sentido si lo llevaba a cabo todo el sector. De lo contrario, los consumidores solo tendrían que darse de baja de las compañías que aplicaran esta política para y poner rumbo a las que mantuvieran las tarifas planas de conexión, evitando caer presas de la subida tarifaria.

Aunque Vodafone ha sido más reacia a hablar de este tema, Francisco Román, su presiente en España, ha acabado por admitir que el sector se dirige hacia la fragmentación de tarifas ya que, según él, es un movimiento que tiene lógica en el negocio y, por ello, mayores posibilidades de imponerse. Según Román, las matemáticas dictan que se necesita aportar alguna solución al explosivo crecimiento del tráfico de datos, afirmando al igual que Telefónica que es insostenible para las actuales redes. Y esa solución pasa, según ellos, por la segmentación de los usuarios para gestionar el tráfico de forma razonable, implementando reducciones de velocidad a partir de un cierto nivel de descargas.

Pero, una vez que ya nos han dejado claro que las grandes compañías del sector están estudiando acotar el uso masivo de Internet para evitar el colapso de las redes, nos surge otra pregunta: ¿se refieren a las redes de Internet móvil, o a Internet fija? A pesar de que esta pregunta se les repitió de forma constante en Santander a los responsables del sector, ninguno de ellos quiso responderla con claridad. No obstante, fuentes de las propias compañías afirman que se estaban refiriendo a la telefonía móvil. Lo cual no deja de ser extraño, ya que este tipo de tarificación por uso ya se aplica en Internet móvil.

Las ofertas del mercado en este sentido van desde los 10 hasta los 59 €, pero todas tienen un límite de consumo de datos, en unos casos mayor y en otro menor. Una vez que se llega a ese límite, las compañías bajan la velocidad de navegación, haciendo que el usuario ya no fuese capaz de realizar un consumo masivo de datos.

Entonces, ¿a qué viene todo este embrollo? Por lo que parece, las compañías no habían previsto que muchos usuarios llegarían al límite que tenían contratado cuando diseñaron las actuales tarifas, en especial las denominadas tarifas planas con un límite de descarga de entre 5 y 10 gigas mensuales. Sin embargo, parece que claro que los usuarios de este tipo, un 5% del total, no van a limitarse a gestionar su correo electrónico cuando están pagando 60 euros al mes, sino que se descargan vídeos usando su Internet móvil.

Tanto es así que algunas compañías estiman que su tráfico de datos a través de Internet móvil debe el 25% del consumo en exclusiva a páginas de descarga directa como Megaupload. Si a esto le sumamos YouTube y las aplicaciones P2P, las cifras aumentan de forma exponencial. Lo que las compañías están dejando ver, si este fuese el problema, es su intención de subir las tarifas, y aprovecharán el cambio para segmentar aún más las distintas formas de pago del usuario en base al uso que haga de la red.

El presidente de Vodafone, Johan Andsjö, también mostró su acuerdo con Telefónica y Vodafone, y su posición contraria a las tarifas planas ilimitadas y a favor de que los usuarios que realicen un mayor consumo paguen más.

Pero, a pesar de referirse principalmente a las redes móviles, la existencia de estas tarifas de pago por uso en dichas redes y la falta de concreción del anuncio abren la posibilidad de que esta medida se vea replicada también en Internet fija, un sector en el que hasta ahora no se habían relacionado los precios con el volumen de descarga, sino con la velocidad.

Y la sorpresa ha llegado cuando las compañías no han negado esta posibilidad. Cierto es que no es un paso que se contemple a corto plazo, ya que el riesgo de colapso en las redes fijas es menor. Sin embargo, Francisco Román a matizado que si se produjera la congestión de las redes fijas debido al imparable crecimiento del consumo, podrían aparece limitaciones.

La única compañía grande que se ha desmarcado ha sido la francesa Orange, que afirma no plantearse llevar a las redes fijas el modelo de segmentación tarifaria de las móviles. Sea como sea, parece que por el momento Vodafone y Telefónica están centradas básicamente en la batalla del sector fijo, y en hacerse con parte de los ingresos de los grandes proveedores de contenidos como Google, Yahoo o Microsoft, porque son ellos los que invierten en las nuevas redes de alta velocidad.

Encuentra los mejores precios, ofertas y tarifas para banda ancha móvil tarifas móviles en nuestras comparativas: Comparativa Tarifas Internet Movil o Comparativa Tarifas Moviles