Tecnologia y buenos modales en telefonía móvil

ASPECTOS DESTACADOS
-A medida que el número de dispositivos móviles conectados a Internet crece se normaliza su uso en entornos sociales.
-Las quejas principales de los españoles relacionadas con los buenos modales y el móvil siguen siendo el uso de dispositivos mientras se conduce y hablar en lugares públicos en voz alta.
-La mayoría de los españoles considera de peor educación distraerse con un móvil mientras mantienes una conversación con alguien, que fumar al lado de una persona que no fume.
-Uno de cada cuatro españoles revisa su dispositivo móvil antes del  desayuno, bien en la cama o en el cuarto de baño
 
Una encuesta[1] sobre buenos modales en el uso de dispositivos móviles – teléfonos, tablets o netbooks – realizada por Intel en España, desvela que lo que más molesta a los españoles siguen siendo el uso de dispositivos mientras se conduce, hablar en voz alta en lugares públicos y tener el volumen de llamada demasiado alto.

En la encuesta se corrobora el hecho de que el móvil continua jugando un papel cada día más importante en la vida diaria de las personas, poniendo de manifiesto que el uso de estos dispositivos se están normalizando socialmente.

Hoy en día, los dispositivos móviles son claramente una parte muy visible de nuestro perfil público y se han convertido en un indicador de status social. Así, un 75% de los encuestados posee un ordenador portátil y un 20% un netbook, un 64 % tiene teléfono móvil de los cuales un 36% usa smartphone, y un creciente 5% posee ya una tableta.

Además, el deseo imperante de contar qué estamos haciendo a nuestros amigos y revisar el correo electrónico del trabajo, ha permitido la proliferación de amplias gamas de dispositivos móviles que nos permiten estar conectados todos los días a cualquier hora y en cualquier lugar. Los dispositivos móviles también nos permiten decirle a nuestro entorno qué estamos haciendo y quiénes somos, la encuesta desvela que el 45% de los jóvenes de entre 18 y 24 años chequea su perfil en las redes sociales unas 3 o 4 veces al día. Sólo el 8% de los mayores de 55 años lo hace con esta frecuencia.
 
Las principales conclusiones de la encuesta
Dado el uso tan generalizado de teléfonos móviles, portátiles, netbooks y otros dispositivos móviles conectados a Internet, se deprende la necesidad de establecer una etiqueta adaptada a esta realidad cambiante, un código no escrito de buena educación y modales, para regular su uso en lugares y situaciones públicas en el día a día.
 
¿Cuándo revisamos el móvil por primera vez?
Uno de cada cuatro españoles consultan su dispositivo móvil por primera vez antes del desayuno, bien en la cama o bien en cuarto de baño, esta cifra llega hasta el 50% cuando se trata de jóvenes hasta 25 años. Asturianos y andaluces son los que antes revisan su terminal móvil cada día, mientras que canarios y navarros son los que más tardan en revisar su dispositivo, en torno al 50% no realiza esta acción hasta que sale de casa.
 
¿Cuál es la peor costumbre en el uso de dispositivos móviles?
La mayoría de los españoles señala hablar en un tono alto, la melodía del terminal a mucho volumen y utilizar el dispositivo mientras se conduce como las peores costumbres en el uso de dispositivos móviles. A excepción del grupo entre 18 y 24 años que destaca consultar el terminal mientras se tiene una conversación como la peor actitud, motivada en gran parte por la conexión continua a redes sociales y servicios de mensajería instantánea.

Los mayores de 55 años son los más críticos ante las malas costumbres en el uso de este tipo de tecnología, y por comunidades autónomas destacan Murcia, Cataluña y Extremadura. En cuanto a permisividad, las regiones de Galicia, Navarra y País Vasco son las menos críticas ante este tipo de actitudes.

La mayoría de los españoles considera de peor educación distraerse con un móvil mientras mantienes una conversación con alguien, que fumar al lado de una persona que no fume, excepto en Aragón, Cantabria y Extremadura.
 
¿Cómo valoras el uso de esta clase de dispositivos?
Según los datos que arroja este estudio, en torno al 90% de la población española valora de buenas a excelentes sus maneras a la hora de utilizar los dispositivos móviles, sin embargo se sitúa en un 50% de la población los que definen como mala o muy mala las costumbres del resto. Por regiones, los habitantes de Galicia, Extremadura y Comunidad Valenciana son las más críticas consigo mismos y con el resto.

Comprobar el correo electrónico o los mensajes instantáneos mientras estás con amigos, llevarse el portátil de viaje un fin de semana de placer – sólo le incomoda al 6% de los encuestados –  o el uso de dispositivos móviles en el dormitorio es habitual entre los españoles y no se considera un mal hábito. A pesar de esto, todavía existen algunas situaciones donde hay que guardar la etiqueta, a un 27% de los españoles les parece inapropiado ignorar la conversación de los demás por estar usando el dispositivo móvil.
 
¿Una nueva etiqueta social?
Una de las conclusiones que se desprende de la encuesta es que el uso de dispositivos móviles se está normalizando dentro de la sociedad, la gente asume verse así mismo y a los demás utilizando los dispositivos móviles en una amplia variedad de circunstancias. El dispositivo se ha convertido en un compañero de vida como lo puede ser otra persona, considerado así porque el dispositivo se utiliza a menudo para completar una interacción con otra persona.
Tal es la dependencia que tienen las personas de sus dispositivos que cuando a los españoles se les preguntó “¿a qué estarías dispuesto a renunciar una semana en lugar de tu dispositivo móvil?”, estos eligieron en un 54% el café y el chocolate y un tranquilizador 4% preferiría renunciar una semana a su pareja antes que a su teléfono móvil.

También, aunque el uso de dispositivos móviles en situaciones sociales se ha aceptado completamente, la gente siente que hay también una necesidad de comportarse de manera apropiada. En consecuencia, los encuestados coinciden en que debe haber reglas de etiqueta para el uso del móvil en situaciones y lugares donde haya más gente.

Álvaro García, director de comunicación de Intel en España y Portugal, afirma que, “las nuevas tecnologías móviles se han integrado en la vida de los consumidores como un elemento más; pero aún debemos definir entre todos cuáles son todos los tipos adecuados de comportamientos y establecer unas normas no escritas a la hora de utilizar los dispositivos en casa, en la oficina o en lugares públicos”. “Todos debemos ser más conscientes de cómo usamos nuestra tecnología móvil y de cómo nuestro uso puede afectar a quienes nos rodean.” añade García.
 
Información sobre la encuesta
Esta encuesta independiente fue realizada en mayo de 2011 por Redshift Research. Un total de 12.761 personas fueron encuestadas en 16 países de la región EMEA: Reino Unido (1.000), Francia (1,009), Italia (1.036), Alemania (1.005), España (1.013), Rumania (500), Países Bajos (506), Suráfrica (507), República Checa (1.000), Suecia (1.122), Bélgica (502), Polonia (1.004), Turquía (1.007), Arabia Saudí (510), EAU (501) y Egipto (539).