Tarifas móviles en España de las mas caras en UE

España sigue estando a la cabeza de Europa en cuanto al precio de las tarifas de móvil, siendo las quintas más caras de la UE. Cada minuto cuesta cuatro veces más que en Letonia, por ejemplo. La bajada en el último año ha sido de dos céntimos, rebaja claramente insuficiente. Bruselas también investiga otros problemas de nuestro país como la financiación de RTVE o el uso del número de emergencias 112.

Los usuarios españoles abonamos cuatro céntimos más que la media Europea, que está en 13 céntimos. Esto nos coloca muy lejos de los países más baratos que son: Letonia (4 céntimos), Bulgaria, Lituania y Chipre (5 céntimos), Rumanía (6 céntimos) y Finlandia (7 céntimos). En el otro extremo, nos superan Malta (24 céntimos), Luxemburgo (21 céntimos), Holanda (20 céntimos) y Bélgica (18 céntimos). Esta desigualdad, que hace que las tarifas en los países más caros lleguen a multiplicar hasta por cinco las de los más baratos son una muestra de que el mercado europeo no funciona como debiera, según la propia Comisión Europea.

Otro problema añadido es el tiempo de espera para realizar una portabilidad, aunque cada vez más españoles se animen a hacerla. La legislación comunitaria exige que esto se lleve a cabo en 48 horas, mientras que en España la tardanza es de 5 días, siendo la media en toda la unión de cuatro. Los países en los que este trámite se realiza con más rapidez son Irlanda y Malta (1 día de espera), y Bélgica y el Reino Unido (2 días). Son en todo caso las líneas fijas las que registran una mayor demora.

Y las críticas a las telecomunicaciones españolas no terminan aquí, ya que el 80% de los conflictos presentados ante los centros de arbitraje se producen en este sector. Las operadoras prestan servicios muy pobres de atención al cliente y dificultan en exceso la cancelación de servicios contratados.

En cuanto a la adopción de la banda ancha fija por parte de de los hogares y las empresas públicas, la penetración se colocaría en un 21,5%, cuando la media europea es del 24,8%. Esto nos sitúa muy alejados de los puestos de cabeza, que están liderados por Dinamarca (37,8 %), Holanda (37,7%) y Luxemburgo (32,1%). Lo mismo ocurre con la banda ancha móvil, que si bien registró un aumento que la situó en el 3,8% en el año 2008, aún sigue sin alcanzar a la media de la unión (5,2%) y no digamos ya a los países más destacados en este terreno como Finlandia (17%) y Portugal (16,1%).

Para finalizar, y como ya habíamos apuntado, Bruselas también tiene en el punto de mira la tasa para la financiación de RTVE. Ante las quejas de las operadoras sobre esta nueva tasa que incrementa su “sobrecarga fiscal”, la Comisión de la Competencia ha decidido abrir una investigación para determinar si esta tasa se ajusta a la normativa comunitaria sobre ayudas públicas.

La comisaria Neelie Kroes se ha mostrado decepcionada por los escasos progresos que se han llevado a cabo para lograr un mercado digital verdaderamente único, aunque valora positivamente el rápido crecimiento de la banda ancha móvil y la mayor accesibilidad de los precios. No ha dudado en pedir a los Estados miembros una mayor implicación para aplicar de forma adecuada las normas sobre telecomunicaciones y para realizar las inversiones necesarias que pongan a disposición de los ciudadanos europeos los servicios más innovadores.

Comparativa Tarifas Moviles