Se eleva la demanda del VoIP móvil

Un estudio Frost & Sullivan prevé que la VoIP móvil supondrá un volumen de negocio de 29,57 miles de millones en 2015, y aconseja a las operadoras que dejen de luchar contra esta tecnología y la incorporen a su modelo de negocio.

Se espera que la demanda de dispositivos con capacidad VoIP móvil aumente rápidamente en los próximos años, y las operadoras no pueden permitirse seguir ignorando esta tendencia. Los beneficios generados por el la VoIP en América, Europa Asia y el Pacífico durante el 2008 fueron de 605,8 millones de dólares, y se pronostica que este número aumentará hasta alcanzar los 29,57 miles de millones es 2015 debido al aumento de las tarifas planas para móviles, de las remesas de smartphones y de la disponibilidad de banda ancha móvil.

El éxito del iPhone y de su tienda online asociada también está contribuyendo al auge de esta tendencia, convenciendo a otros vendedores de teléfonos inteligentes para ofrecer aplicaciones para descargar a través de sus tiendas y permitiendo que sus clientes usen programas VoIP de terceros a través de WiFi y de Internet Móvil de banda ancha.

Con pequeñas compañías de VoIP como Skype presionando para integrar la VoIP en el teléfono móvil, las grandes operadoras están tratando de evitar esta tendencia, preocupadas por ver como se merman sus beneficios por los servicios de voz. Por eso, lo más probable es que se le imponga al usuario un sobrecoste por el uso del VoIP. También intentarán disuadirlo aduciendo que este sistema tiene menor calidad, eficacia y rentabilidad que sus servicios de voz en la red GSM.

Se estima que entre el 60 y el 70% los mayores operadores de Europa prohiben o restringen el uso del VoIP en sus planes de banda ancha. Esto no tiene sentido si tenemos en cuenta que muchos de los móvilse que dispondrán de HSPA+ e incluso LTE estarán basados en plataformas abiertas y permitirán el SIP (protocolo de inicio de sesión) para aplicaciones de terceros.

Además, las operadoras de móvil tienen la posibilidad de añadir varios servicios que los simples vendedores como Skype no pueden proporcionar, incluyendo voz en alta definición y datos sobre el usuario integrados para así diferenciarse.