LiveScribe SmartPen, un bolígrafo inteligente que graba todo lo que se escribe y se escucha

La reducción del tamaño de los ordenadores es tal que ya caben en una pluma o un bolígrafo. Livescribe, una empresa radicada en California, acaba de lanzar en el mercado español un bolígrafo inteligente llamado Echo que puede almacenar en su memoria todo lo que se escribe o se dibuja con él y, por si eso fuera poco, funciona como grabadora. Después solo tenemos que conectar el bolígrafo al ordenador a través del puerto USB para transferir los datos de audio y texto para editarlos, compartirlos o, simplemente, guardarlos. Para una mayor seguridad, existe la opción de guardar estos archivos encriptándolos.

Una de las funciones más destacables es la que permite sincronizar las notas y el audio, lo cual hace que no sea necesario oír toda la grabación para localizar un tema específico. Incorpora una función de búsqueda y reconocimiento de texto (OCR), que nos permite encontrar palabras o frases con el bolígrafo. También podemos escuchar el audio grabado desde el propio bolígrafo (con o sin auriculares) y en el ordenador con un formato de sonido estéreo biaural. Otras funciones incluyen la subida de archivos de audio en formato MP3 a Internet, la creación de textos en PDF o de archivos Pencast, que vinculan audio grabado y texto escrito mediante una aplicación gratuita que puede bajarse desde su web.

El bolígrafo necesita de un tipo de papel especial con una matriz de cuatro puntos impresa para funcionar y ser reconocido. La propia empresa suministra este papel en 45 versiones distintas, en función del tipo y el tamaño del bloc o agente que se quiera tener.

Hay unos 5.000 programas, de los cuales los básicos son gratuitos, por lo que podemos ampliarlos a través de su tienda online. Existe también la posibilidad de crear software a medida para las empresas y profesionales, ya que son programas en lenguaje Java.

Hay tres modelos de bolígrafo disponible, que se diferencian sobre todo en la capacidad de almacenamiento: el Livescribe Pulse es de 2 GB y permite 200 horas de grabación a un precio de 189 €, el de 4 GB (400 horas) vale 219 € y el de 8 GB (800 horas) sale por 319 €.