Las operadoras “low cost” aumentan su número de clientes un 40%

Parece que las tres mayores compañías de telefonía móvil en España, Movistar, Vodafone y Orange, van a tener que enfrentarse a las pequeñas compañías que ofrecen sus servicios a bajo precio. Estas compañías “low cost” acaparan ya al 6,57% de los usuarios y han crecido un 40% durante el último año, un dato que atestigua la fuerza de su crecimiento. Mientras tanto, las cuotas de las tres grandes se han disminuido más de un 2%. Encabeza las pérdidas Movistar, que baja un 0,72%, seguida de Orange (filial de France Telecom) que reduce su cuota de mercado un 0,75% y de Vodafone con una caída del 0,52%.

Yoigo, filial de la operadora nórdica Telia Sonera, que tiene además participación de ACS y FCC, ha sido la que ha experimentado un mayor crecimiento al lograr un crecimiento del 37% en su número de usuarios, alcanzando la cifra de 1.774.000 clientes. Por su parte, las operadoras virtuales de telefonía móvil (Euskaltel, Happy Móvil, Pepephone, Masmóvil, Simyo, etc.) aumentaron su cuota en un 44%, consiguiendo 1.824.000 usuarios. En volumen de negocio generado por estas compañías low cost ya sobrepasa los 230 millones de euros al año. En particular, Yoigo tiene unas expectativas muy altas a medio plazo, y espera convertirse durante en la primera operadora 3G en entrar en fase de rentabilidad, además de hacerse con un cuota de mercado del 10% en los próximos 4 años, lo que supondría un incremento del 6,7% con respecto a sus datos actuales. El siguiente objetivo de las OMVs es conseguir más clientes de contrato, ya que en la actualidad suponen solo el 37% de sus usuarios.

Para hacer frente a esta tendencia, Telefónica va a usar la licencia OMV de Tuenti para conseguir más clientes jóvenes y retener a los que ya tiene, ya que es este sector del mercado el que más se inclina por las opciones de bajo coste. Además, este mercado ya ha sido penetrado por compañías que provienen de otros sectores, como por ejemplo Eroski, Carrefour, Globalia o Schibsted, que están ya operando en el nuevo mercado.

Estos buenos datos de las operadoras de bajo coste se contraponen al mal momento del sector, cuyo crecimiento se ha visto frenado por la medida adoptada por el Ministerio del Interior que obliga a identificar las líneas prepago. Una vez más, las mayores perjudicadas han sido las grandes (Movistar, Orange y Vodafone), al verse obligadas a suprimir 1,5 millones de tarjetas SIM sin identificar. Vodafone ha sido la que menos ha acusado el golpe, dando de baja “solo” a 330.000 usuarios, prácticamente la mitad que Orange y Movistar.

Por el contrario, Vodafone ha sido la que un mayor número de clientes ha perdido a causa de la portabilidad (cambiar de operador manteniendo el mismo número). En el último año la empresa británica ha perdido 478.495 clientes en España, triplicando los que pierde Movistar (151.224). Orange es la única de las tres grandes que consigue aumentar sus clientes a través de portabilidad, sumando 117.484. Las reinas de la portabilidad son también las compañías “low cost”: Yoigo logró 388.456 portabilidades y las OMVs 124.776.

Compara precios, tarifas y ofertas de Internet móvil y tarifas moviles en nuestras comparativas:

Comparativa tarifas InternetmóvilComparativa tarifas móviles