Las ofertas combinadas de fijo y móvil son la gran apuesta de las operadoras para este ejercicio

La actual crisis económica ha supuesto un cambio en el patrón de consumo de los usuarios, que ahora miran mucho más por el ahorro en la factura cuando antes no le daban tanta importancia.

A consecuencia de esto, Yoigo y otras operadoras de bajo coste, incluyendo a los operadores móviles virtuales, han empezado a “robarles” clientes a las tres grandes empresas del sector: Movistar, Orange y Vodafone. Este dato ha sido corroborado por la evolución en el mercado de portabilidades de los últimos años.

Debido a sus menores márgenes de rentabilidad, que ya se están resintiendo, estos tres gigantes de la telefonía no pueden bajar de forma drástica sus tarifas, lo que les está obligando a usar todos los recursos de que disponen para mantener su base de clientes y fidelizarlos. Una de las armas más potentes para lograr esto es ofrecer paquetes con varios servicios a un mismo usuario.

Las probabilidades de que un cliente decida hacer una portabilidad a otra compañía son mucho menores cuando éste tiene contratados varios servicios: la telefonía, el ADSL, etc. Con estos paquetes de telefonía fija y móvil las grandes operadoras aprovechan una ventaja que no tienen sus competidores de bajo coste: su presencia en el sector de banda ancha fija y móvil.

El primero en abrir fuego ha sido Vodafone, que lanzó en mayor de 2009 una oferta de tarifa plana de voz de 29,2 euros con consumo de ADSL, banda ancha móvil o teléfono fijo que, al ser contratada, supondría un descuento permanente para el cliente. De esto modo, en el caso de contratar el ADSL de alta velocidad junto con la tarifa plana de voz móvil el precio total sería de 53,9 euros. Lo mismo es aplicable a la banda ancha móvil. La oferta más cara constaría 55 euros en lugar de 70.

Además, la convergencia también funciona a la inversa. El usuario que ya es cliente de ADSL tiene la posibilidad de contratar también la banda ancha móvil beneficiándose de un descuento del 50%.

Tras esto, Movistar fue la siguiente en buscar la forma de beneficiarse de estas dos vertientes de la tecnología. Es probable que debido a su posición dominante en el sector esté sometida a un mayor control por parte del regulador, y por ello casi no había lanzado ofertas de fijo y móvil combinadas realmente ventajosas. Sin embargo, este mes de junio ha puesto una oferta en el mercado que permite hacer llamadas gratis desde el fijo a cualquier móvil a sus clientes de ADSL, además de rebajarles la tarifa de banda ancha móvil que contraten en un 50%.

Orange ha sido la que más tarde ha reaccionado, pero lo ha hecho pegando fuerte, lanzando un programa llamado “Más ventajas Orange”, en el que a los clientes de móvil se les presentan cuatro ofertas distintas a la hora de contratar el ADSL.

Por un lado, a todos los que mantengan una tarifa plana en el móvil de por lo menos 22 €/mes, se les descuentan 7 euros en la factura de ADSL de máxima velocidad.

Además, con la opción de números favoritos, los usuarios de ADSL tienen la posibilidad de llamar gratis desde su fijo a móviles de Orange y viceversa (con un máximo de 15 móviles y 1.000 minutos mensuales). El primer número incluido en “Mis favoritos” es gratis, pero cada número adicional sale por un euro mensual.

Otra ventaja más es la opción de acumular puntos por el consumo de ADSL que luego pueden emplearse en la renovación del teléfono móvil. Las condiciones son las mismas que en el consumo de voz móvil: un euro, un punto.

La cuarta ventaja consiste en que los clientes de contrato que vayan a renovar el móvil y al mismo tiempo contraten ADSL tendrán un descuento de 40 euros en el nuevo móvil que hayan elegido. Por lo tanto, podrán adquirir un móvil más caro con la misma cantidad de puntos, o usar menos puntos para comprar el mismo móvil.

Vodafone fue uno de los pioneros de este tipo de packs de fijo más móvil, y tiene su programa “Uno más uno es más que dos”. Esta compañía ofrece un descuento de 15 euros al mes en sus otros servicios a sus clientes de voz con tarifa plana de 29,9 €.

Además, partir de este mes de junio, los clientes ADSL de Movistar podrán contratar la banda ancha móvil al 50% de su precio habitual. También ofrece llamadas gratuitas desde el fijo a cualquier móvil durante los fines de semana.