La tecnología HSPA+, a punto de llegar a los teléfonos móviles

La navegación por móvil está punto de entrar en otra era, y no solo por el aumento en la velocidad, sino porque con ella se abre todo un abanico de posibilidades, como el Mobile Clouding y el Internet en Tiempo Real para los móviles que utilizan la red HSPA+ para tener Internet en el móvil.

Este tipo de conexión ya estaban disponibles desde hace tiempo, pero hasta ahora las operadoras solo las ofrecían en combinación con ordenadores portátiles, para que el usuario tuviera una conexión de banda ancha desde cualquier lugar como, por ejemplo, desde su lugar de vacaciones.

Pero el auténtico Internet Móvil de banda ancha llega ahora. Apple ha tomado la delantera con su iPhone 4, pero las redes aún están poco extendidas. Su competidora T-Mobile ha anunciado para otoño el lanzamiento de su nuevo smartphone, el T-Mobile G2, que será el primero en occidente que funcione con tecnología HSPA+. Este dispositivo estará basado, como su predecesor, el HTC Dream, en el sistema operativo Android de Google.

Queda por ver si será el primero del mundo, dependiendo de su fecha de lanzamiento, que sigue siendo desconocida. El gigante chino Huawei, por su parte, ya ha anunciado su nuevo modelo U8800 con HSPA+ para el tercer trimestre del año.

Aunque en teoría las redes 4G podrían alcanzar velocidades de descarga de 100 Mbs, cinco veces más rápidas que con otras redes, T-Mobile afirma que la velocidad será muy parecida. Las pruebas hechas con HSPA+ le dan a esta tecnología un potencial de descarga teórico de 56 Mbps, mientras que la subida estaría en los 22 Mbps usando MIMO. En el uso cotidiano se alcanzarán descargas de hasta 16 Mbps, que podrían subir hasta los 21 Mbps si se combina HSPA+ con MIMO.

En todo caso y dejando aparte esta polémica, el irrupción en el mercado del Internet Móvil de banda ancha real será un terreno abonado para la innovación. La conjunción de una conexión estable con unos terminales cada vez más potentes hará posible el uso consistente de técnicas de computación avanzadas y la aparición de nuevas ideas y estándares capaces de revolucionar el mercado.

El Mobile Clouding podría alcanzar una expansión definitiva. Así se podrá usar el hardware de una manera menos intensiva, ahorran espacio en el disco duro. La expansión de las redes HSPA+, 4G y LTE es inminente, y ahora solo queda esperar que las teleoperadoras sepan estar a la altura con sus servicios.