La portabilidad telefónica se gestionara en 24 horas en España

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, avanzó que, de acuerdo con el anteproyecto de la Ley General de Telecomunicaciones, las portabilidades (los cambios de operador conservando el número entre distintas compañías) deberán resolverse en 24 horas.

Junto a esto, Sebastián añadió que el anteproyecto, aprobado por el Consejo de Ministros, contempla reforzar las funciones de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) y va a dar un “marco jurídico de estabilidad y seguridad” a los inversores.

El desarrollo de las redes de nueva generación en España, subrayó el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo, movilizará hasta 25.000 millones de euros de inversión en un sector, que factura 40.000 millones de euros anuales y da empleo directo a 80.000 personas.

Se trata de una ley con “importantes implicaciones” económicas y para los derechos de los usuarios de telecomunicaciones, añadió.

Del lado del consumidor, junto a los plazos para los cambios de compañía, Sebastián señaló que la ley exigirá dar más información sobre los precios de los servicios y las ofertas y aumentará la protección de los datos de los ciudadanos en Internet.

Es una ley con “fuerte contenido económico de futuro” y que armoniza la normativa española con la europea, concluyó.

La aprobación de la nueva Ley General de Telecomunicaciones fue anunciada por el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, el pasado 19 de noviembre, dentro de un catálogo de casi treinta normas prioritarias para el Ejecutivo.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sebastián ha evitado pronunciarse sobre la petición del Senado de regular por ley la neutralidad de la red y ha afirmado que para regular este principio básico de Internet deberá tenerse en cuenta las normativas europeas al respecto, aún por definir.

Asimismo, el ministro ha insistido que habrá que tener en cuenta la opinión de los operadores de telecomunicaciones en cuanto a la gestión del tráfico en las redes.

Fuente: elmundo.es