La Guerra de los Tablets

Ya en el año 2000 Microsoft sacó el primer prototipo de un Tablet al mercado, al cuál llamó Tablet PC. Consistía en una pantalla sin teclado que usaba un lápiz en lugar de un ratón. El propio Bill Gates aseguraba que en los siguientes 5 años, el tablet sería el ordenador más vendido en EEUU, y Toshiba, HP Acer y otras compañías se comprometieron a fabricar tablets a partir del año 2002 usando el software Windows Tablet PC Edition. El modelo, sin embargo, no tuvo ningún éxito.

El pasado abril la misma idea fue resucitada por Apple en forma de iPad y, tras vender 3 millones de unidades, la industria por fin se ha dado cuenta de que esta vez es la definitiva. Siguiendo esta estela, al menos media docena de fabricantes sacarán tablets al mercado durante todo este otoño. IDC estima que se llegarán a vender más de 7,6 millones de estos dispositivos en 2010, alcanzándose la cifra de 46 millones en 2014. Se espera que este mismo 2011 ya hayas superado en ventas a los libros electrónicos en EEUU.

Las empresas que ya ha tienen a la venta sus modelos de tablet son Apple, Dell y la francesa Archos. El éxito de la compañía de la manzana ha puesto sobre aviso a sus competidores, además de abrir un nuevo nicho de mercado. Durante sus primeros 80 días en el mercado, se vendió un iPad cada 2,3 segundos, llegando a los 3 millones de unidades. iSuppli ha revisado su previsión al alza y opina que la compañía acabará el año con unas ventas de 13 millones de unidades, y otros 36,5 millones en 2011.

La respuesta de Dell ha sido el Streak, un dispositivo algo mayor que un móvil, con una pantalla de 5” frente a las 10” iPad. La estrategia de Dell consiste en conseguir que su tablet sirva también como teléfono móvil, aunque pesa 225 gramos, 112 más que un iPhone. De momento solo está disponible en EEUU y el RU a un precio de 549 dólares o 399 libras respectivamente si se compra libre.

En cuanto a la guerra de sistemas operativos, Windows mantiene su supremacía en el PC, pero se ha visto destronado en el campo del software para dispositivos móviles. Su cuota a nivel mundial para los smartphones fue solo de un 5% en este segundo trimestre, mientras que el Android se lleva el 17% del mercado y el iOS el 14%. Parece que con los tablets puede ocurrir lo mismo.

Archos es un ejemplo claro, ya que solo dispone de un modelo con Windows, mientras que ofrece tres con Android y ya planea lanzar cinco más. Mientras esto sucede, Microsoft sigue sin reaccionar, como si la cosa no fuera con ellos. Según James McQuivey, analista de Forrester, el error ha estado en dedicarle demasiado tiempo al Windows Phone 7, olvidándose de lo demás.

Tras cancelarse el proyecto Curier y ver cómo su socio HP se ha decantado por el webOS, ahora resulta que la coreana Samsung también está fabricando dispositivos con Android, de los que un buen es el Galaxy Tab, el cual ha tenido una gran acogida en los medios, aunque falta por ver la reacción del público. El responsable de mercadotecnia de Samsung en España, Celestino García, no duda en afirmar que los tablets se convertirán en un producto de masas, ya que la demanda latente “es enorme”. Hace ocho meses nadie lo hubiera dicho.

El Galaxy Tab saldrá al mercado español en octubre a través de las tres principales operadoras del país, y dispondrá de wifi y 3G. Su precio libre estará entre los 700 y los 750 euros. En espera de ver cómo es acogido este nuevo producto, Samsung puede sacar pecho del éxito obtenido en el sector de los smartphones copiando el iPhone.

La compañía japonesa Toshiba no quiere ser menos y ha presentado su Folio 100, que saldrá a la venta estas Navidades. Pablo Romero, directivo de la empresa, describe el nuevo dispositivo como un gran avance con respecto a su predecesor, el JournE Touch, y pone el acento en su gran capacidad multimedia.

La empresa coreana LG también anuncia su nueva línea Optimus, la cual constará de 10 nuevos dispositivos, entre los que se encuentra un tablet. Por su parte, Acer se reserva su modelo basado en Android, que lanzará a finales de año.

Además de estas apuestas de los grandes del mercado, aparecen otras ideas de interés como el ViewPad de la norteamericana ViewSonic. Se trata de otro modelo híbrido de teléfono y ordenador multimedia con un tamaño de 7”. Por su parte la taiwanesas MSI sorprende apostando por el Windows 7 y un procesador Intel (otra gran excluida) para su WindPad 100.