El primer ensayo de pago por móvil arroja un uso del 60%

Movistar y la Caixa han realizado la primera prueba de pago, que ha arrojado una elevada utilización, de un 60%. Es la primera vez que se realiza un ensayo masivo de estas característica en Europa usando tecnología NFC, que permite hacer la compra en un establecimiento comercial con solo acercar el móvil a unos 10 cm. del terminal de pago, en sustitución de la habitual tarjeta de crédito.

Esta prueba llevada a cabo en Sitges (Barcelona) mediante una colaboración de La Caixa, Movistar, Samsung y Visa se inició el 27 de mayor y durará seis meses, pero los primeros datos apuntan que el 60% de los 1.500 clientes de la entidad bancaria elegidos en esta localidad han hecho uso de ese sistema de pago a través del teléfono móvil. Benjamí Puigdevall, director general de e-La Caixa, ha afirmado que se prevé la superación del 80% de uso para finales del mes de julio. También se ha podido constatar que un 60% de los comercios clientes de La Caixa que están adscritos a este ensayo han realizado ventas que se han pagado mediante móvil. La media es de 3 compras por cada cliente y un valor de 30 € por cada transacción.

El 75% de estas transacciones fueron realizadas en días laborables, desplazándose el resto los fines de semana. Sin embargo, el sábado es un día a reseñar ya que concentra el 19% de las compras. El protocolo NFC (tarjeta de crédito virtual) permite hacer cualquier tipo de compras sin importar el precio. De hecho, se han detectado pagos que van desde 1 € en gasto farmacéutico hasta los 600 € en el sector textil o en agencias de viajes. Por sectores, las compras se repartieron de la siguiente forma: un 52% en supermercados, un 14% en restaurantes, un 6% en tiendas del sector textil, un 3% en librerías y perfumerías, un 2% en zapaterías y porcentajes menores en estancos y floristerías.

Después de que tanto los consumidores como los comerciantes realizaran un curso de formación, la edad no ha sido un impedimento reseñable en el uso de esta nueva tecnología, siendo la media de 46 años. La mitad de las operaciones fueron realizadas por individuos con edades comprendidas entre los 26 y los 45 años, pero llama la atención que otro 30% de los usuarios estén entre los 46 y los 55 años. Puigdevall asegura que los móviles incluirán la tecnología NFC en dos o tres años, y Nokia ya ha hecho pública su intención de ofrecer este servicio a partir de 2011