El negocio está en las aplicaciones móviles

La combinación entre los dispositivos móviles y la banda ancha móvil son un campo abonado para el crecimiento del uso y la demanda de toda clase de aplicaciones, que se están convirtiendo en la actualidad en una de las partes más rentables del mundo de las telecomunicaciones.

Por ello, compañías y fabricantes de teléfonos móviles, ordenadores portátiles, netbooks y tablets, incluyendo empresas tan conocidas como Nokia RIM, Apple, Motorola, Google, Intel o Lenovo, trabajan incansablemente para lograr el ambiente óptimo que necesitan sus desarrolladores de aplicaciones y contenidos.

Todos estos nuevos servicios móviles, basados en la tecnología digital, nos dan la posibilidad de mantenernos comunicados a cualquier hora y en cualquier lugar, y ponen a nuestra disposición servicios de voz y conexión de datos a alta velocidad, siendo el visionado de vídeos el producto estrella, junto con las redes sociales.

Los usuarios de dispositivos móviles en Iberoamérica para el 2020 podrían alcanzar los 1.170 contratos por cada 1.000 personas, una cifra que implica que todos los consumidores tendrían al menos un dispositivo móvil, y algunos de ellos dos o más.

Carlos Silva, gerente de Alianzas y Soluciones Blackberry, ha comentado que con la actual oferta de servicios disponible gracias a las redes 3G, y la que habrá con la tecnología 4G, será el caldo de cultivo que hará que los smartphones terminen superando a los ordenadores personales de hace solo unos años, potenciándose especialmente las aplicaciones para juegos, vídeos, redes sociales y descargas de todo tipo.

Por su parte Gabino Vera, gerente de producto para redes inalámbricas de Huawei en México, opina que el creciente uso de la banda ancha 3G y su futura evolución en LTE o WiMAX, supone una oportunidad de negocio excelente para los proveedores de las operadoras y, especialmente, para los desarrolladores de aplicaciones, a los que Vera define como “generadores de contenido”. También cree que, cuando los smartphone se hayan extendido como dispositivos de uso común en nuestras sociedades, la mayoría de los ingresos no estarán ya proporcionados por el pago del servicio, sino por el pago por el uso o la explotación de las aplicaciones.

El ejecutivo de Huawei afirma que actualmente las operadoras consiguen un beneficio del 22%, cuando antes era normalmente del 80%, y además se ven obligadas a invertir grandes sumas de dinero para no quedarse atrás en cuanto a avances tecnológicos. Sin embargo, son los proveedores de contenido los que consiguen la mayor parte de los beneficios, ya que son los que le dan al usuario final un valor agregado.

Son las aplicaciones disponibles, y los contenidos a los que se accede a través de ellas, las que más interesan a los usuarios, y pueden ser un factor clave en el triunfo o el fracaso de cualquier plataforma móvil. Esto se relaciona muy estrechamente con el sistema operativo usado por el dispositivo.

En esta situación abundan las oportunidades de negocio para los desarrolladores de aplicaciones, especialmente de aquellos que dirigen sus esfuerzos a proporcionar a los usuarios de banda ancha móvil con dispositivos de distintas marcas permanecer conectados a las redes sociales, recibir información sobre el clima o las finanzas, tener acceso a contenidos de entretenimiento o realizar transacciones desde sus dispositivos. La creatividad del desarrollador será lo que marque la diferencia dentro de un infinito universo de aplicaciones posibles.

Rubén Rincón, consultor de desarrollo LTA de Nokia, ve el atractivo para los usuarios de smartphones en las oportunidades que tengan de extender las capacidades de los mismos añadiendo un sinfín de aplicaciones, en lugar de permanecer estancados solo con lo que les ofrece el fabricante en un primer momento.

Por su parte Omar Fernández, director de mercadotecnia y comunicación corporativa de Ericsson, ha anunciado que la empresa considera el desarrollo de aplicaciones, tanto por su parte como por la de sus socios, una prioridad junto con su trabajo como proveedores de tecnología para las operadoras.

Blackberry, que tiene un 10% de aplicaciones desarrolladas dentro de la propia compañía, divide el mercado en tres zonas de interés: las aplicaciones que generan más dinero, las más usadas y las más descargadas.

Las más descargadas suelen estar dirigidas al sector del entretenimiento: reproductores de música y vídeo, aplicaciones para subir imágenes o vídeos, aplicaciones para redes sociales, mensajería y correo electrónico. Las aplicaciones más compradas suelen ser juegos.

Carlos Silva, de RIM, afirma que precisamente los juegos presentan un escenario de interés, ya que podemos ver en la calle a un hombre de mediana edad con una Blackberry que parece muy ocupado y suponemos que está realizando alguna actividad de negocios o leyendo el Wall Street Journal, cuando en realidad está conectado a alguna red social o jugando. Esto nos dice que, o bien el perfil típico del ejecutivo está en proceso de cambio, o que los desarrolladores han logrado conectar con este tipo de público de otra manera, o que hasta el ejecutivo más ocupado necesita sus momentos de ocio. Probablemente se trate de una combinación de todas estas opciones.

Las tiendas de empresas como Nokia, Apple o RIM cuentan con aplicaciones para entrar en redes sociales y manejar el correo electrónico. Desde RIM consideran que de un 40 a un 50% de las actualizaciones que se hacen en Twitter o Facebook son realizadas desde un dispositivo móvil. Por su parte, Nokia constata que las aplicaciones más descargadas son juegos o herramientas.

El sector empresarial es excelente para el desarrollo de aplicaciones, ya que los ejecutivos necesitan software que les permita estar centrados en el negocio sin comprometer la seguridad de la información o la propia operación.

Blackberry ha puesto a disposición de los desarrolladores de forma gratuita la herramienta Blackberry Enterprise Server Express, que les posibilita el desarrollo de aplicaciones seguras para negocios y empresas, a las que se añaden aplicaciones para notas, calendario o correo electrónico cuyos datos están protegidos.

A su vez Nokia ofrece con su Ovi Store una plataforma para los desarrolladores que trabajan en aplicaciones destinadas a la mejora de la productividad de las empresas.

El esquema de negocio del mercado de las aplicaciones es singular, y en él los desarrolladores reciben de los fabricantes un porcentaje de las ventas de dichas aplicaciones.

En el caso de Blackberry y Nokia, el fabricante se queda con un 30% de las ganancias, mientras que el desarrollador se embolsa el 70% restante. Por ello Carlos Silva explica que lo que se necesita es desarrollar aplicaciones que no estén todavía en el mercado y evitar el uso de contenidos de los que no se tengan todos los derechos. Todos los diseños tienen que ser creaciones propias legalmente.

En su tienda AppWorld, Blackberry cuenta con aplicaciones gratuitas y de pago. Este esquema se negoció entre la empresa y los desarrolladores, cada uno con su plan de negocios. El que quiera vender su contenido tiene que pagar 200 $ por el procesamiento.

Nokia acoge en su Forum Nokia a una comunidad a nivel mundial de 4 millones de desarrolladores, y en ella se comparte información técnica sobre los dispositivos, junto con foros de discusión y blogs, con el objetivo de diseñar nuevas aplicaciones.

La firma concede el título de Forum Nokia Champion al desarrollador con un mejor desempeño, y este premio se extiende a la empresa para la que trabaja. Hay 5 desarrolladores iberoamericanos que ostentan el galardón. A su vez, Nokia diseña un programa Forum Nokia Pro para las compañías que se unen a sus iniciativas de desarrollo para darles el apoyo que necesiten y, a través de este sistema, el desarrollador puede acercarse a la compañía y comentar su labor de mercado, trabajo e intereses.

Las personas que participan en el Forum Nokia tienen como beneficio principal la información que la empresa les facilita sobre el mercado como, por ejemplo, cuáles son los teléfonos más vendidos o estadísticas sobre descargas de los distintos tipos de aplicaciones. También tienen acceso a un servicio parecido al emulador que la compañía tiene en Finlandia, en el que se concentran todos los modelos de móviles. Este servicio se llama Acceso Remoto a Dispositivos.

Los miembros del Forum pueden participar como instructores en los foros de discusión y hacer públicas sus recomendaciones en base a su propia experiencia con el funcionamiento y el alcance de la plataforma.

El Ovi Store de Nokia es la tienda que la compañía ofrece al desarrollador para que publique sus aplicaciones, haciendo que estén disponibles para 180 países por medio de acuerdos con 22 operadoras a nivel mundial.

Rubén Rincón aclara que su forma de crear un sistema productivo para los desarrolladores es darles acceso a todas las tecnologías que la empresa tiene disponibles y sugerirles distintas oportunidades de negocio a través de Ovi Store.

El único requisito que la empresa exige en cuanto a temática es que los contenidos no sean pornográficos y sean aptos para todos los públicos. Por este motivo los fabricantes revisan todas las aplicaciones, y Nokia hace lo mismo cada pocos días revisando las aplicaciones que han despertado el interés de los socios.

Es el propio desarrollador el que decide en qué país quiere publicar su aplicación y para qué dispositivos está diseñada. A partir de ese momento, recibirá un informe diario que cuantifica el número de descargas, los modelos que más las realizan y los países desde los cuales más usuarios las han realizado. Gracias a esta información, los desarrolladores de Nokia pueden mejorar sus estrategias de mercado.