Cada vez más Internet en el móvil

Hasta ahora, los operadores de telecomunicaciones eran los que monopolizaban el poder en Internet, extrayendo grandes beneficios de una simple gestión del tráfico de voz y de datos. Sin embargo, la cuota del pastel que se llevan Google, Facebook, Apple y Skype, entre otros, no para de crecer, ya que a día de hoy el negocio cada vez está menos enfocado a la gestión y más a la creación de aplicaciones y contenidos para los clientes. Ya no hay tanta gente dispuesta a pagar más por un aumento de velocidad, sino que buscan productos que les generen un valor añadido extra bien para su trabajo o para su ocio.

Las telecomunicaciones de voz fijas son vistas como algo básico, y el margen de ganancias apenas existe. Es por esto que la entrada de Skype en el mercado levantó algunas protestas entre las operadoras tradicionales, que captaron inmediatamente el peligro de una aplicación que te permite hablar gratuitamente con todas las personas que la tengan, y que además es cómoda de bajar y fácil de instalar. No hay que perder de vista que Skype tiene más de 500 millones de usuarios repartidos por todos los puntos del planeta.

Este no es el caso de la publicidad. Hasta ahora, las operadoras se han contentado con ver como Google se convertía en el controlador del mercado publicitario en Internet, y no parece que los directivos de Google estén pensando (de momento) en la gestión de conexiones.

El nuevo escenario de enfrentamiento, y el que posiblemente genere más competencia entre ambos modelos de negocio, es Internet Móvil, que está llamado a ser el nuevo campo de crecimiento de las telecomunicaciones para los próximos años. De hecho, ninguna compañía del sector que se precie puede renunciar a un negocio que abre todo un abanico nuevo de posibilidades y beneficios. Las operadoras ya se han resignado a ver como se marchita su gran fuente de negocio hasta ahora, las comunicaciones fijas, pero no están ni mucho menos dispuestas a dar el brazo a torcer en cuanto a dispositivos móviles.

El tráfico de datos de voz móvil sigue dando grandes beneficios a las operadoras, que oponen resistencia a que se pueda acceder a Skype desde los móviles que operan. De momento solo han cedido Verizon y 3UK, pero es posible que el resto de compañías acaben por aceptar el programa habida cuenta de que los estudios estadísticas afirman que los clientes que usan Skype consumen más que el resto.

Estamos ante un momento decisivo en la relación que existe entre las operadoras y los desarrolladores de Internet, a los que no tienen más remedio que dejar paso para minimizar los daños en su cuenta de resultados. Se asume que el futuro será, en todo caso, móvil. ¿Un síntoma? Que Telefónica haya decidido cambiar su marca por Movistar para todos sus productos, por ejemplo. Y es que el futuro de las telecomunicaciones móviles ya está aquí.