¿Empieza el fin de la navegación ilimitada a través del móvil?

Las grandes operadoras estadounidenses y británicas dan el primer paso haciendo pública su intención de eliminar las opciones de navegación ilimitada para móvil con el fin de que no se colapse la red. Consideran que con los datos que revelan una duplicación del tráfico cada cuatro meses, la situación ya no puede sostenerse por más tiempo.

Solo en España, un 23% de los clientes de telefonía móvil disponen de teléfonos inteligentes que están diseñados para facilitar la navegación a través de Internet Móvil. Una buena cantidad de ellos tienen contratado con su operadora un plan que permite la tarifa plana de datos. Teniendo en cuenta que la descarga de un solo vídeo de Youtube utiliza la misma capacidad de red que el envío de medio millón de mensajes de texto de forma simultánea, la peor pesadilla de las operadoras es imaginarse lo que ocurriría si en un momento dado todos sus usuarios decidieran utilizar el máximo de su capacidad de descarga. Javier Sanz, de adslzone.net, prevé que el iPhone 4 sea el máximo consumidor de datos de las redes móviles en cuanto salga al mercado. Además, considera que en España no se va a dar, al menos de momento, una apertura total de las tarifas planas, sin ningún tipo de limitación ni en volumen descarga ni en velocidad, ya que las operadoras temen que un pequeño grupo de usuarios utilicen la red de forma intensiva y la colapsen.

Pedro José Hernández, directivo de Telefónica para Nokia Siemens nos explica que las celdas de telefonía móvil no están diseñadas para permitir que haya 500.000 usuarios en cada una de ellas. Por el contrario, las previsiones de usuarios y consumo con las que se diseñaron estas celdas no están preparadas para absorber un incremento de tráfico tan grande como el que se está produciendo.

Pero una vez que se haya conseguido resolver el problema de la congestión de las redes, hay que enfrentarse al problema de la tarificación. Detrás de los distintos bloques de precios y de la supresión de las tarifas planas de datos está la necesidad de las compañías de rentabilizar sus inversiones para optimizar la red. De esta forma se controla el tráfico en las redes móviles a la vez que se consigue que sean más rentables.

Las principales operadoras españolas, Movistar Vodafone y Orange, aseguran que las medidas que se han hecho públicas en otros países no tendrán consecuencias para España. Según fuentes de Movistar, las tarifas actuales del mercado español son las idóneas y no está entre los planes de la compañía cambiarlas, a pesar de que tienen 3 millones de clientes de tarifa plana móvil.

Lo cierto es que la tarifa plana en España no es realmente ilimitada, ya que se produce una reducción de la velocidad una vez que se alcanza un cierto nivel de descarga de datos. Por lo tanto, la forma de restringir más el tráfico sería cobrar por excederse del número de MB contratados, algo que las compañías no contemplan hacer. Es por esto que desde Vodafone no creen que en España puedan darse situaciones similares a las que atraviesan AT&T, O2 o la propia Vodafone en otros países.

Por su parte Orange también descarta tomar medidas similares a las anunciadas en el Reino Unido, ya que la estrategia de la operadora en el país se centra en la popularización de Internet Móvil incentivando la demanda mediante tarifas ilimitadas. A este respecto, Gartner prevé que las ventas de smartphones experimentarán un aumento del 33% en el presente año.

Para el profesor del Instituto de la Empresa Enrique Dans, las tarifas por bloques serán aceptables mientras el mercado las consienta, y siempre y cuando no se discrimine el tráfico en base a las distintas páginas o servicios a los que acceda el usuario. Para el profesor, el discurso del gratis total empleado por las compañías tiene como objetivo la búsqueda de nuevas fuentes de ingresos, pero la verdad es que los usuarios pagan por unos determinados servicios que las operadoras cobran a mayor o menor precio. Lo que no se puede tolerar es que decidan por qué sitios se navegará más rápido.