¿Dónde aparco? Internet móvil te lo indica

La UAB (Universitat Autònoma de Barcelona), junto con el Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Catalunya (CITC) y la compañía WorldSensing, han creado un sistema que permite la localización de plazas de aparcamiento libres en las zonas azules y verdes mediante la instalación de una red de nodos (sensores inalámbricos) que envían los datos un servidor central, a los que se puede acceder con un dispositivo que tenga conexión de red.

Ignasi Vilajosana, gerente de WorldSensing, explica que los datos serán reenviados a paneles informativos y cualquier dispositivo con una conexión a Internet podrá acceder a ellos, desde los teléfonos móviles a los GPS de última generación, que podrán guiar al usuario hasta la plaza de aparcamiento disponible. Los investigadores de esto proyecto, que ha sido bautizado como Xaloc, han desarrollado una plataforma que permitirá tanto a los usuarios como a los Ayuntamientos saber donde hay una plaza libre cercana conectándose a la red, lo que mejorará la calidad de vida de los ciudadanos y llevará asociada una reducción de las emisiones de CO2. Este proyecto, pionero en Europa, ha llevado un año de investigación y se instalará en un futuro en ciudades que ya han demostrado su interés, como Barcelona, Sabadell, Sant Cugat del Vallès (Barcelona) o Barbastro (Huesca). El coste rondaría los 170 € por nodo y tendría que ser asumido por los Ayuntamientos, aunque se prevé que el sistema tenga una plataforma abierta y sea de acceso gratuito.

Según Vilajosana, los consistorios podrán amortizar su inversión inicial implementando servicios de reserva previa o de pago por estacionamiento a través de los dispositivos móviles. El sistema, que tiene una vida útil de algo más de 7 años, se fundamenta en la mejora de la autonomía y la conectividad entre los distintos nodos. Se espera que la reducción del tiempo de búsqueda de aparcamiento, que en Barcelona llega a una media de 15,7 minutos, permita evitar a su vez la reducción de las emisiones de CO2 en 400 toneladas diarias. El desarrollo de este proyecto, que ha tenido en coste de 400.000 €, ha sido financiado a la mitad por la Generalitat y el fondo Feder, a través de la Aguar (Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación).